На главную



Замок короля
Diccionario del origen de las palabras
A B C D E F J H I j K L M N O P Q R S T U V X Y Z
batuta

  La sutilidad y elegancia de las actuales batutas tenían realmente poco que ver con las originales. Según refieren los cronistas, hasta el siglo XVIII las batutas medían dos metros de largo y, en lugar de moverlas como se hace ahora, los directores golpeaban sonoramente el suelo con ellas con el fin de marcar el compás y mantener el ritmo. A este respecto, se cuenta que el filósofo francés Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) se quejaba del ruido que hacían las batutas, hasta el punto de que apenas se oía la música. Quizá a modo de anécdota, se asegura que el compositor de origen italiano Jean Baptiste Lully (1632-1687), subintendente de música, maestro de capilla del rey Luis XIV (1638-1715) y padre de la ópera francesa, murió a consecuencia de una herida gangrenada en el pie, producida por un golpe dado por sí mismo con una de aquellas batutas.
  Vista la situación, había que poner fin a tantos problemas, artísticos y humanos, por lo que empezó a cambiarse la forma de marcar el compás musical, que era lo que en italiano significaba la palabra battuta (literalmente \'batida, marcada\'), del verbo battere, \'batir\', que llegó al italiano procedente del latín battere o battuere, \'batir, golpear, marcar, atacar\', y que también en español dejó voces como batalla, batería, batir, etc.