На главную



Замок короля
Diccionario del origen de las palabras
A B C D E F J H I j K L M N O P Q R S T U V X Y Z
basílica

  Este cultismo religioso se aplica a las iglesias más grandes, más importantes o más antiguas, como son las catedrales, por ejemplo, que reciben este nombre a imitación de trece iglesias de Roma, consideradas las primeras de la cristiandad por su categoría y dotadas de ciertos privilegios. En la antigua Roma, algunos edificios públicos que servían como tribunales, lugares de reunión ( sinagoga) o, incluso, lonjas y mercados recibían el título de basilica (domus), tomado del griego basiliké, que significa \'[lugar] propio o perteneciente al rey\', que en griego se decía basiléus. Con el aumento del número de los fieles que asistían a los cultos cristianos, y ante la necesidad de proveerse de templos cada vez más grandes, los papas optaron por convertir en iglesias muchas lonjas romanas, por sus grandes espacios interiores, como se hizo en España con mezquitas y sinagogas.
  De aquel nombre primitivo de basilica (domus), y dada la nobleza del significado, se empezó a llamar también basílicas a aquellos primeros templos. La palabra arraigó entre los cristianos con ese nuevo valor, de tal manera que, de designar lugares profanos, pasó a denominar a las mejores iglesias.


Оригинал статьи 'basílica' на сайте Словари и Энциклопедии на Академике